La carrera está abierta a corredores de cualquier nacionalidad, federados o no y según las categorías propias de la competición; debiendo estar correctamente inscritos en plazo y forma según especifica el reglamento de la carrera.

Cada corredor participa en la prueba bajo su entera responsabilidad y declara poseer un nivel de condición física suficiente para finalizar la misma.

No está permitido correr con el dorsal de otro participante.

Todos los corredores están obligados a correr con el chip-dorsal (caso de ser suministrado) facilitado por la Organización.

La Organización no se hace responsable de la lectura incorrecta del tiempo que marque el Chip si éste no está bien colocado.